Corrupción
César Sánchez
03/11/2018 - 13:38

Denuncian que la UEFA ayudó a que el PSG y el Manchester City violen el fair play financiero

El Presidednte de la FIFA está bajo la lupa por supuesta corrupción.

Conmoción. Esa es la sensación que ha dejado en el mundo del fútbol la publicación de las supuestas ayudas al PSG y Manchester City para incumplir el Fair Play financiero en la época en la que Gianni Infantino, motor del control económico de los clubes, era el secretario general de la UEFA.A

leksander Ceferin, actual máximo mandatario del máximo organismo del fútbol europeo ha insistido en que todos y cada uno de los equipos deben cumplir con las normas financieras y deportivas para poder competir en Champions League y Europa League, ámbito en el que la UEFA puede actuar, no así en las competiciones domésticas.

De hecho, la UEFA decidió, en un hecho sin precedentes, reabrir dos casos cerrados. La Cámara de Adjudicación decidió remitir de nuevo a la Cámara de Investigación del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB) el asunto del PSG primero y después el del Galatasaray ante lo que sospecha de incumplimiento del Fair Play financiero.

El 13 de junio, la CFCB decidió cerrar sin sanción la investigación hecha al PSG, al estimar que el club francés mantuvo 'una aceptable desviación' del presupuesto en los años 2015, 2016 y mitad de 2017. Por tanto, en los balances investigados por la UEFA no figura el verano de 2017, el momento de las grandes operaciones del equipo francés, es decir, los traspasos de Neymar y Mbappé.

El equipo de Aleksander Ceferin era consciente de los papeles aparecidos en la filtración de 'football leaks' y de ahí que decidiera ampliar la información y dar un paso atrás sin precedentes.

En estos momentos, la UEFA está recopilando información. Ha encargado auditorías ajenas a las presentadas por el club francés para comprobar si los acuerdos publicitarios y los pagos a los jugadores, se corresponden y son reales en comparación con los de otros equipos. En realidad la sospecha es que hay contratos inflados de manera exagerada ante la presencia del estado de Catar detrás de todos los movimientos.

Ahora se habla que con este nuevo paso hecho público, el PSG deberá vender por 300 millones de euros, pero la cifra está por determinar y lo que debe hacer es adecuar sus ingresos reales a las compras (gastos) hechos por la entidad presidida por Al Khelaifi.

Al margen, la UEFA está realizando en estos momentos con el PSG y con el resto de clubes, un exhaustivo informe del balance de la temporada 2017-2018. Todo apunta a que un nuevo expediente está en marcha, ya que es el verano en el que el PSG dinamitó el mercado de fichajes con la llegada de Neymar y Mbappé, traspasos que multiplican lo ingresado por el club de manera ordinaria, sin recurrir a ayudas de 'terceros".

El mundo del fútbol busca competir en igualdad de condiciones, es decir, a un perfecto cumplimiento del Fair Play financiero, algo que el PSG y el Manchester City deben demostrar para poder seguir compitiendo en Europa, al menos con los jugadores actuales, los grandes pretendidos por el resto de clubes.

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo