Roberto Ossio Ortube
28/08/2017 - 03:18

1897 – 2017/ DRÁCULA / Ciento Veinte (120) años – A la sombra de los “No muertos”

El 26 de Mayo de 1897, el escritor irlandés Bram Stoker publicó una de las novelas más importantes del género del terror. Su influencia en el mundo de la literatura y del cine aún es vigente hasta nuestros días, así como los mitos y leyendas que lo sustentan.

  1. LA LEYENDA DESDE LOS ALBORES DE LA HUMANIDAD.-

Nachzehrers_0_0.jpg

Ha existido una preocupación constante y perturbadora del género humano desde el principio de los tiempos, las tumbas o las casas edificadas para los muertos tienen un objetivo, que estos no regresen entre los vivos. Las diversas culturas y civilizaciones han considerado la dualidad del cuerpo y alma , cuyo halito vital es la sangre. Este es el punto de partida de las creencias que ponen en escena a los vampiros, criaturas que supuestamente beben la sangre de los vivos para asegurar su propia existencia .

Sin embargo, la Humanidad ha temido a estas criaturas desde el mismo albor. Se les ha otorgado diversos nombres: en la cultura grecolatina se hablaba de lamias que aguardaban la noche para chupar sangre a los que dormían y robarles su vitalidad hasta provocarles la muerte. O las striges , especies de espectros semihumanos con forma de lechuzas, que atacaban a los niños desgarrándolos con el objeto de beber su sangre.

Con la difusión del Cristianismo, se intensificó considerablemente el concepto del alma, misma que debe separarse del cuerpo. En el caso de la Iglesia Ortodoxa, el alma se dirige en muchos casos a un lugar no definido (léase Purgatorio). Esa incertidumbre, sostenida hasta nuestros días por la Cristiandad Oriental, a la que pertenecen los pueblos balcánicos y eslavos del Este de Europa fue el campo propicio para la difusión de este mito. Allí surgió su nombre universal que deriva del eslavo antiguo opyr que significa murciélago, sin embargo otros términos fueron acuñados con el transcurso del tiempo, uno de ellos es utilizado en Rumania hasta nuestros días, nosferatu , cuya etimología deriva de diablo .

Estas creencias se vieron fuertemente reforzadas por circunstancias extrañas que fueron presentándose particularmente en los Balcanes y que fueron ampliamente documentadas en Europa desde la Edad Media. La información con la que se cuenta es amplia y muy extensa. Basta mencionar que en el Siglo XVII, se evidenciaron relatos inexplicables e inquietantes procedentes de los Balcanes donde se registraron documentos oficiales sobre juicios, procesos orales y ejecuciones de supuestos vampiros en el Imperio Austriaco atestiguados por oficiales y cirujanos.

  1. VLAD III EL PRÍNCIPE EMPALADOR.-

dracula-vlad-the-impaler_0.jpg

Este príncipe o voivoda de Valaquia que nació el año 1429, fue un gobernante que enfrentó estoicamente, tanto a los turcos otomanos como a los húngaros hacia el oeste para conservar su independencia, a finales del Siglo XV. Su dureza y crueldad hizo que adoptase el sobrenombre de Drácula que quiere decir “El Dragón”, sin embargo la forma despiadada de su conducta al gobernar, hicieron que este nombre tuviese un significado más oscuro, “El Diablo”. Después de cruentas batallas, reclusiones y huidas murió en 1476 en una emboscada. Su cabeza fue llevada al sultán otomano para ser exhibida en Constantinopla.

Existen autores, particularmente rumanos, con diversos libros y estudios, que tratan de reivindicar o justificar la conducta de esta figura histórica. Pero, la conclusión después de una lectura y análisis objetivos, nos permite afirmar que Tepes fue un hombre extremadamente complejo por circunstancias políticas y diplomáticas, pero inocultablemente maniático y sádico, monstruosamente cruel , que podía ordenar ejecutar las formas más atroces de tortura y muerte imaginables a sus víctimas, teniendo como preferencia, el empalamiento, forma de ejecución que consiste en introducir una vara de metal o madera roma no punteada , por el recto de la víctima, misma que se levantaba verticalmente para que paulatina y lentamente este objeto se introduzca y perfore los órganos internos por efecto del peso y gravedad, en lenta agonía para los condenados.

Cualquiera fuese el contexto en el que se encontrase, frente amenazas externas o complots internos, sus formas no pueden ocultar o disimular su atrocidad, puesto en contexto, incluso con otros gobernantes contemporáneos de esa época, tan brutales como Mehmet II, Conquistador de Constantinopla o Iván IV el Terrible de Rusia, su demencia carece de atenuantes, baste algunos ejemplos : quemar a hombres, mujeres y niños en establos, comer rodeado de un “bosque de empalados”, idear inimaginables formas de dolor, cortar extremidades y miembros humanos, clavar sombreros en cráneos de hombres vivos, hervir cabezas. Se identifican un evidente desorden , psicopatía o anormalidad en Tepes , puesto que incluso mientras se encontraba prisionero del Rey de Hungría, se dedicó a empalar en su celda tanto aves y roedores con sádica exquisitez.

Quizás, la más completa biografía de Vlad Tepes haya sido escrita por Matei Cazacu en el año 2006, archivista e historiador rumano, especialista en Historia de Rumania y los Balcanes, quien con marcada objetividad y rigurosidad académica concluye por no exonerar a Drácula como uno de los grandes tiranos de la Historia, realizando un retrato honesto de un hombre que transita escabrosamente por la locura, la política y la diplomacia.

  1. LA LITERATURA PREVIA Y LAS FUENTES DE LA NOVELA DE STOKER.-

Carmilla_1_0.jpg

Ya se escribieron diversas obras del género previas a Drácula , téngase presente las siguientes: “El Vampiro” de John William Polidori publicada en 1819, “Carmilla” de Joseph Sheridan Le Fanu de 1872, “El Capitán Vampiro” de María Nizet de 1879. Uno de los textos que hace referencia a las tradiciones y leyendas balcánicas , particularmente de Rumania es “ La tierra más allá del bosque: Hechos, Personajes y Leyendas de Transilvania”, escrito por Emily Laszowska de 1888, quien curiosamente señalaba que los rumanos creen en vampiros tanto como en el cielo y el infierno.

Bram Stoker, nació en Irlanda en 1847. Con un diploma en matemáticas, fue un funcionario administrativo en Irlanda del Norte, que tenía afición por la poesía y al teatro. Cuando regentaba el Teatro Lyceum tuvo la oportunidad de estar inmerso en el mundo del arte. También era aficionado al estudio del ocultismo y lo sobrenatural. Una noche, específicamente el 7 de marzo de 1890, tuvo a decir de el mismo, una horrible pesadilla, siendo esta la inspiración para el inicio de una novela que terminaría siete años después. Murió el año 1912 a consecuencia de la sífilis.

Para estructurar su obra, Stoker, utilizó los datos proporcionados por Arminius Vambery (1832 – 1913), quien era un erudito eslovaco de origen alemán, muy entendido en tradiciones y costumbres de los Balcanes, siendo una fuente de información valiosa para el contexto de la novela que se preparaba lentamente y en completo secreto por Stoker .

Stoker aparte de los libros precitados, revisó documentos en el Museo de la ciudad de Whitby , Inglaterra, recogiendo datos de mapas, itinerarios de trenes, descripciones geográficas y ensayos históricos medievales. No se puede negar la escrupulosidad del novelista para darle tintes de autenticidad a su relato.

  1. DRÁCULA – LA NOVELA.-

bram-stoker-dracula-1420756--644x362_0.jpg

La novela relata a través de diarios personales, cartas, notas taquigráficas, telegramas , artículos de prensa, la llegada de Jonathan Harker al castillo del Conde Drácula en los Cárpatos, para la venta de una propiedad en Londres, donde este piensa ir a vivir. Allí Harker debe vivir extrañas circunstancias que le hacen descubrir que su anfitrión es un vampiro, quien logra encerrarlo en compañía de tres mujeres “no muertas”, para luego partir hacia Inglaterra en un barco que presencia la mortal  voracidad del Conde, quien extermina a toda la tripulación.

En Londres, el embarque de cajas con tierra del castillo que llevan consigo al Conde, arriba a la Abadía de Carfax y Drácula en forma posterior vampiriza a Lucy Westenra , mejor amiga de la prometida de Harker, Mina Murray, evidenciándose a detalle todos los rasgos de la maldición de los denominados “No muertos”. Allí Arthur Hollmwood prometido de Lucy en compañía de sus allegados el Dr. Jack Seward y el tejano Quincey P. Morris, tratan de combatir infructuosamente la extraña enfermedad que aqueja a Lucy, convocándose al Dr. Abraham Van Helsing entendido en este tipo de circunstancias. No obstante, Lucy muere de forma horrible y se convierte en un vampiro , debiendo ser eliminada después que se evidencia que empezó a salir de su tumba y victimar niños.

Harker logra escapar del castillo y retorna a Londres, donde se une a la búsqueda del vampiro quien domina a un enajenado mental de nombre Renfield. Sin embargo, Drácula logra vampirizar a Mina y huye de retorno a su castillo en Transilvania. Se inicia una cacería buscando interceptar el ataúd del Conde en el trayecto. La novela concluye con la llegada de Van Helsing al castillo donde acaba con las mujeres vampiro y la persecución termina cuando se logra interceptar el cajón destruyendo al Conde.

  1. DRÁCULA EN EL TEATRO Y EN EL CINE.-

La obra en un inicio fue recibida con cierta frialdad, sin embargo a medida que era leída empezó a recibir la atención de una mayor audiencia, para ello ayudó la salida de ediciones populares, particularmente en los Estados Unidos. Asimismo en Gran Bretaña, la obra fue adaptada y puesta en escena en el teatro periódicamente. Asimismo en forma posterior la obra fue adaptada para los radioteatros en diversos idiomas.

Sin embargo, su llegada al cine fue la que catapultó a un nuevo escenario al Conde Vampiro , en forma posterior a la Primera Guerra Mundial , en 1922 Friedrich Wilhem Murneau produjo una de las obras maestras del cine mudo “Nosferatu o la Sinfonía del Espanto”, misma que por problemas legales sobre los derechos de autor con la viuda de Bram Stoker , tuvo que cambiar de nombre del vampiro (Conde Orlok)  y un escenario diferente Bremen , sin embargo la escalofriante interpretación de Max Schrek del vampiro, mostró con indescriptible precisión el horror, influenciado por el expresionismo que representaba la llegada del monstruo y la peste.

nosferatu-1922_0.jpg

En 1931, Drácula llega a Hollywood, con la película de nombre homónimo, dirigido por Tod Brownning y con la actuación de Bela Lugosi, que le otorga icónicamente , el toque elegante y clásico de frac y capa negra. El acento del intérprete y la parsimonia siniestra de su actuación moldearon la imagen del vampiro, que se tienen en el imaginario popular hasta el día de hoy. Sin embargo, esta producción hizo que se iniciara un periodo de filmes mal adaptados y poco convincentes. Lamentablemente el mito empezó a vulgarizarse.

bela lugosi_0.jpg

No obstante, el vampiro mutaría y encarnaría en forma más aterradora y violenta en 1958, con la productora inglesa Hammer Films, que introducía al magnifico artista Christopher Lee, quien encarna al Conde. Este vampiro carecía de toques estilizados, seductores o sofisticados. La película “El Horror de Drácula” dirigida por Terence Fisher, se adecuaba correctamente a la obra de Stoker y mostraba al personaje como lo que realmente era en la novela, un monstruo sediento de sangre , cruel y carente de sentimientos o remordimientos.

sir-christopher-lee-as-dracula_1050_591_81_s_c1_1_0.jpg

Pero no debe olvidarse que el cine latinoamericano produjo una excelente adaptación de la novela . En México se filmó  “El Vampiro” dirigida por Fernando Méndez de 1959, donde la interpretación del Conde a cargo de Germán Robles resulta creíble, la ambientación es tenebrosa y adecuada, los personajes secundarios en especial Alicia Montoya son inquietantes y perturbadores. Esta obra es considerada una de las cien (100 ) mejores películas del cine mexicano y una cinta de culto del género de terror.

German Robles_1_0.jpg

Tiempo más tarde, el reconocido director Werner Hertzog , reedita la versión de Murneau , con su obra “Nosferatu, fantasma de la Noche” de 1978, con Klaus Kinsky en el rol principal. Innegable acierto cinematográfico, el vampiro calvo, delgado y repulsivo se enfrasca en diálogos reflexivos, existenciales, con sus coprotagonistas , Isabelle Adjani y Bruno Gantz, en escenarios sobrecogedores, rodeados de muerte , cadáveres momificados y ratas que dejan una profunda huella en el espectador.

kinsky_0.jpg

Por la misma época , en 1979, Drácula es encarnado por Frank Languella y Sir Lawrence Olivier como Van Helsing basada en una de las más notables puestas en escena de este género en el teatro, llevada a la pantalla grande, con escenografía y vestimenta de Edward Gorey , reconocido por sus ilustraciones tétricas y de corte gótico.

Languella_0.jpg

Debieron pasar casi doce años para que la obra de Stoker volviera a ser puesta en el cine por última vez. Fue el turno de Francis Ford Coppola en 1992, quien hizo la versión definitiva y quizás la más lograda adaptación de la novela, aunque con variaciones importantes. Si bien se pusieron en pantalla todos los personajes y se respetó el argumento original, se conjuncionó a Vlad III El Empalador y el Conde Vampiro en uno solo personaje, como una causa y efecto de transformación en el tiempo entre ambos y vinculó al vampiro en una relación amorosa con el personaje de Mina, circunstancia que no existe en el texto original de Stoker. No obstante, la ambientación, vestuario, maquillaje y música son notables, así como la intensa interpretación de Gary Oldman como Drácula.

bram-stokers-dracula-anthony-hopkins_1_0_0.jpg

  1. CONCLUSIONES.-

Drácula es una de las obras más notables del género del terror. Su influencia hasta el día de hoy es notable e innegable, tanto en el ámbito de la literatura, teatro como principalmente en el cine.

El personaje histórico de Vlad III Tepes y el Conde Vampiro , se encuentran vinculadas y muchas veces confundidas, existiendo notables diferencias entre el personaje histórico y la figura de ficción. Sin embargo, ambas son dos fuentes ineludibles para el Drácula de Stoker, tanto por la extrema crueldad y sadismo del primero, como las leyendas y costumbres del Este de Europa respecto al segundo.

Las creencias y leyendas respecto a estos seres nocturnos, si bien se han vulgarizado y hasta ridiculizado en extremos inimaginables, sigue siendo una cuestión de debate ineludible, muchos consideran que los pueblos ha confundido los síntomas de la plagas, pestes o enfermedades tales como la tuberculosis o las etapas de la descomposición humana, para justificar y erróneamente creer en la existencia de estos seres. Sin embargo, queda la incógnita de poder explicar porque en casi todo el mundo y en  los Balcanes particularmente , estas circunstancias o creencias siguen profundamente enrraizadas , asimismo existen hechos inexplicables que llevan a un conjunto de hipótesis desde las más sensatas hasta las más descabelladas, como por ejemplo : ¿Por qué un cuerpo puede mantenerse totalmente incorrupto por más de cinco años , sin momificación, cuando la descomposición de un cadáver  no tarda menos de uno para mostrar sus efectos?.

La permanecía de estas creencias persiste en tiempos modernos, baste un ejemplo que en plena Segunda Guerra Mundial, en diversas poblaciones de Rumania, después de la célebre Batalla de Stalingrado , en 1943 , muchísimos soldados rumanos murieron o fueron dados por desaparecidos , sus familias organizaron funerales y entierros simbólicos en el afán de que este “ejército de muertos” no volviese en la forma del temido nosferatu para atormentar a sus dolientes , al no haber encontrado paz en el momento de la muerte.

El autor Francisco Xavier Arries señala: “…el vampiro tiene una realidad psicológica y una carga simbólica real. Además de la realización de la humanidad por la vía más brutal, es la imagen perfecta del “superhombre” que puede saciar sus peores instintos sin rendir cuentas a nadie. Representa las ansias insatisfechas y no dominadas de vivir, Bajo su férula, cuando el arquetipo se adueña de la psique, se es víctima de la autodestrucción, mientras se le echa la culpa a los otros de propio vacío propio. Nuestras fuerzas psíquicas, entonces nos devoran y nos convertimos en un pozo de angustias para nosotros y los que nos rodean. La sangre es vida o la muerte según se mire.”

12William-Mortensen--The-Vampire.jpg

  1. BIBLIOGRAFÍA

ARRIES, Francisco Xavier. VAMPIROS. J.C. Ediciones. Madrid. 1995.

CAZACU , Matei. VLAD III DRÁCULA – VIDA Y LEYENDA DE “EL EMPALADOR” , PRÍNCIPE DE VALAQUIA. Editorial El Ateneo. Buenos Aires. 2006

STOKER, Bram. DRÁCULA. Ediciones B.S.A. Santiago de Chile. 1998.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo