Roberto Ossio Ortube
21/04/2017 - 17:55

México / 1867 - 2017 /150 años del Triunfo de la República sobre el Imperio (Quinta Parte)

CAÍDA DEL SEGUNDO IMPERIO MEXICANO. EL TRIUNFO DE LA REPÚBLICA EN QUERÉTARO.

El Emperador Maximiliano entrega su espada en rendición al Gral. Mariano Escobedo. ...

Los Estados Unidos se vieron envueltos en una sangrienta Guerra Civil, su epílogo le dio el triunfo a las fuerzas de la Unión encabezadas por Lincoln y los Estados del Norte. Durante el conflicto fratricida, Napoleón III tuvo cierta tentación de reconocer a los Estados Confederados del Sur, sin embargo fue ambiguo y espero el desenlace.

Maximiliano pretendió el reconocimiento del Segundo Imperio, pero su enviado ni siquiera fue recibido en la Casa Blanca. Peor aún , culminada la Guerra de Secesión y muerto el Presidente Lincoln, su sucesor Andrew Johnson, hizo llamar al embajador francés y con términos cordiales pero conminatorios , solicitó la inmediata retirada de las tropas expedicionarias francesas, bajo alternativa de inicio de hostilidades. Napoleón III y el gobierno francés, no pensaron dos veces en proceder a la retirada, puesto que 30.000 hombres no podrían soportar la embestida de Un Millón de soldados totalmente pertrechados y curtidos por cuatro años de guerra.

Por ello, el Mariscal Aquille Bazaine procedió al embarco paulatino de sus tropas poniendo fin a la desdichada aventura, asimismo crecía la animosidad contra el Emperador, a quien se consideró como incompetente y no faltaban razones, el apático Maximiliano quien se mostraba pusilánime y desganado, veía como inevitable el desplome y pensó en la posibilidad de abdicar.

 

carlota_closeup.JPG

Fueron Carlota y su propia madre, la Archiduquesa Sofia quienes en tono admonitorio le conminaron fatídicamente, que el retorno significaría un ridículo y que nadie lo recibiría, más valía, como buen príncipe de la Casa Habsburgo , morir enterrado en los muros de México. No obstante, se dice que aún en los momentos más aciagos , se daba tiempo de cazar mariposas en los jardines de Chapultepec, en total alejamiento de la realidad (No sorprende el posterior uso de la despectiva frase cuando se tiene asuntos apremiantes y no se les dá importancia “estás cazando mariposas”).

Carlota fue en desesperada búsqueda de auxilio a Francia, para exigir que Napoleón III cumpliese sus promesas de soportar y seguir pagando los gastos del Imperio Mexicano y lo más importante mantener las tropas. Esta tarea terminaría en una tragedia de locura para la princesa belga.

No obstante la República no había quedado a la espera de un favor externo, Juárez movilizó a todo un país detrás suyo, andanadas de jinetes hostilizaban en una guerra de guerrillas infernal a las desmotivadas fuerzas francesas y a los ya escasos reductos conservadores. Asimismo las fuerzas republicanas crecían en tamaño y en agresividad, encabezadas por el Gral. Porfirio Díaz en Oriente, el Gral. Ramón Corona en Occidente, el Gral. Mariano Escobedo y el Gral. Manuel Gonzales, ahorcaban al agonizante Imperio.

Fue en el sitio de Querétaro entre febrero y mayo de 1867 donde finalmente se decidió el destino de México, las tropas republicanas acorralaron a los restos exánimes de las tropas imperiales, rindiendo Maximiliano la plaza el 15 de mayo de 1867, siendo hecho prisionero por las tropas encabezadas por Mariano Escobedo.

Era la hora más aciaga para Maximiliano. Fue el triunfo supremo de la República. Ahora restaba que el Presidente Juárez definiese el destino del desgraciado monarca.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo