Roberto Ossio Ortube
19/04/2017 - 08:07

Que sea el presidente de los Estados Unidos, no significa que se le deba rendir pleitesía de hinojos:

Hace cincuenta (50) años,  Charles De Gaulle y Lyndon Johnson se encontraban en el funeral de Konrad Adenauer , siendo testigo el Vicepresidente de Bolivia Luis Adolfo Siles Salinas. 

17 de Abril de 1967: Muere el Canciller Alemán Konrad Adenauer, propulsor de la recuperación alemana, la unión europea y la reconciliación con Francia. En días posteriores se celebró el funeral de Estado al que asistieron muchos presidentes y dignatarios. En la foto se observa como el Gral. Charles de Gaulle, Presidente de Francia, quien casi forzado y con desagrado, estrechó la mano de Lyndon B. Johnson, Presidente de los Estados Unidos, a instancia del Presidente de Alemania Heirich Lübke; un atento testigo de este hecho es el Vicepresidente de Bolivia, Luis Adolfo Siles Salinas, que no pasó desapercibido a las cámaras. De Gaulle se opuso firmemente a la política exterior norteamericana, que durante la Segunda Guerra Mundial pretendió ver a Francia como un protectorado, imponiendo su moneda y su gobierno. De Gaulle que encarnó la Resistencia contra el enemigo y la legalidad de las instituciones republicanas, no lo admitió nunca, haciendo de el un aliado intratable y difícil, tanto así que Franklin D. Roosevelt lo detestaba. Posterior al conflicto bélico, De Gaulle manifestó su oposición frontal a la influencia norteamericana en Francia, retirándose incluso de la OTAN. La fuerte postura de De Gaulle demuestra hoy, que la dignidad nacional no se encuentra sujeta a la arbitrariedades foráneas, cualquiera sea el escenario.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo