Redacción Oxígeno
01/01/2019 - 16:52

Bolsonaro asumió la presidencia de Brasil, prometió defender la democracia y la Constitución

El líder de extrema derecha Jair Bolsonaro tomó posesión del cargo de presidente de Brasil este 1 de enero en el Congreso Nacional, ante las máximas autoridades del país y delegaciones extranjeras.

Bolsonaro y su esposa Michelle.

Jair Bolsonaro juró hoy como 38vo. presidente de Brasil en una ceremonia realizada en el Congreso, prometió "defender la Constitución" a las 15.10 horas ante congresistas y mandatarios extranjeros reunidos en el Palacio Legislativo.

"Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien general del pueblo brasileño, sostener la unión, la integridad y al independencia de Brasil", leyó Bolsonaro en la Cámara de los Diputados visiblemente emocionado.

Bolsonaro fue recibido en el Congreso por el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia; y estuvo acompañado por el futuro vicepresidente, el general Antonio Hamilton Mourão. En la mesa presidencial de la Cámara de Diputados también estuvieron el presidente del Tribunal Supremo Federal, Dias Toffoli, y la Procuradora General de la República, Raquel Dodge.

La ceremonia de toma de posesión empezó con el desfile de la comitiva presidencial, desde la catedral hasta el Congreso Nacional. Bolsonaro realizó este corto trayecto, de apenas un kilómetro, en el tradicional Rolls Royce de los años 50 que se usa en estas ocasiones, acompañado de su esposa, Michelle Bolsonaro; y de uno de sus hijos, Carlos.

En su primer discurso tras jurar el cargo en el Congreso Nacional, Bolsonaro prometió restaurar y levantar a Brasil y proteger la democracia. Aseguró que una de sus prioridades será "proteger y dar vigor a la democracia brasileña", para que deje de ser una promesa lejana y pase a ser algo tangible en la vida política del país.

Bolsonaro pidió a los congresistas que le ayuden a "restaurar y levantar nuestra patria, liberándola del yugo de la corrupción, la criminalidad, la irresponsabilidad económica y la sumisión ideológica". También prometió "unir al pueblo, valorar la familia, respetar las religiones y nuestra tradición judeo-cristiana, combatir la ideología de género", y hacer que Brasil vuelva a ser un país "libre de amarras ideológicas".

Aseguró que trabajará para que no haya división ni discriminación, y anunció algunas medidas que serán prioritarias en su próximo Gobierno. En la educación, habló de la necesidad de que las escuelas formen personas que se integren en el mercado de trabajo y no "militantes políticos".

Respecto a la seguridad pública, pidió ayuda a los parlamentarios para que le ayuden a dar "respaldo jurídico" a los policías y militares que trabajan por Brasil. En el ámbito económico, prometió reformas estructurales, aseguró que el Gobierno no gastará más de lo que recauda y subrayó que Brasil se abrirá al comercio internacional.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo