ONU
Redacción Oxígeno
10/12/2018 - 09:31

164 países se adhieren al pacto de la Migración, Chile decide no adoptarlo

El Gobierno de Chile anunció su decisión de no adoptar el Pacto Mundial para la Migración de la ONU, porque rechazó la idea de que la migración fuera un derecho humano.

Venezolanos cruzan un río cerca de Cúcuta, en Colombia en 2018. Foto: Jonathan Dumont

Un total de 164 países se adhirieron hoy por aclamación, durante la cumbre de Marrakech, en Marruecos, al Pacto Mundial migratorio impulsado por la Organización de Naciones Unidas (ONU). El Gobierno de Chile anunció su decisión de no adoptar el Pacto, según informó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

La ONU ha convocado a la conferencia en Marrakech el 10 y 11 de diciembre para adoptar formalmente un pacto que busca hacer la migración más segura y digna para todos. El texto del acuerdo, cuyo nombre oficial es Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, fue acordado por todos los Estados miembros de la ONU, con la excepción de Estados Unidos, en julio en la Asamblea General.

El Pacto es "un recorrido para prevenir el sufrimiento y el caos" en beneficio de todos, dijo hoy el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, antes de la votación. Guterres recordó que más de 60.000 migrantes murieron desde el año 2000 mientras buscaban dejar sus países, definiendo esta catástrofe "una fuente de verguenza colectiva".

Añadió que el Pacto no le dará a las Naciones Unidas la posibilidad de imponer políticas migratorias a los estados miembros y no es un tratado legalmente vinculante. 

Chile decidió considera que la migración no es un derecho

"Nuestra posición es clara, nosotros decimos que la migración no es un derecho humano, el derecho lo tienen los países de definir las condiciones de ingreso de los ciudadanos extranjeros", argumentó el subsecretario del Interior de Chile, Rodrigo Ubilla, en entrevista al diario El Mercurio.

Ubilla sostuvo que el Gobierno de Chile no está de acuerdo con todas las disposiciones del pacto, y rechazó la idea de que la migración fuera un derecho humano, afirmando que "si fuera un derecho, entonces estaríamos en un mundo sin fronteras".

"Nosotros creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano", dijo y criticó que el pacto no haga diferencias entre la migración regular y la irregular, señalando que "los accesos y las libertades de circulación de uno y otro no pueden ser semejantes".

El Pacto Mundial Migratorio

El pacto compromete a los Estados a tomar medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar la separación de las familias, usar la detención de migrantes sólo como última opción o reconocer el derecho de los migrantes irregulares a recibir salud y educación en sus países de destino.

Los Estados se comprometen también a mejorar su cooperación a la hora de salvar vidas de migrantes, con misiones de búsqueda y rescate, y garantizando que no se perseguirá legalmente a quien les dé apoyo de carácter "exclusivamente humanitario". Además, prometen garantizar un regreso "seguro y digno" a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un "riesgo real y previsible" de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo