El enojo productivo

Syntagma
10/07/2018 - 09:42

Paola R. Senseve Tejada

Hace unos días la Fiscalía General del Estado bajo su Dirección de Fiscalía Especializada para Víctimas de Atención Primaria (FEVAP), anunció que en 181 días del 2018, de enero a junio, ocurrieron los siguientes delitos registrados en el país:

Casos registrados en Bolivia

Paola R. Senseve Tejada

Hace unos días la Fiscalía General del Estado bajo su Dirección de Fiscalía Especializada para Víctimas de Atención Primaria (FEVAP), anunció que en 181 días del 2018, de enero a junio, ocurrieron los siguientes delitos registrados en el país:

  • 37 infanticidios
  • 61 feminicidios
  • 726 violaciones
  • 12.746 casos de violencia familiar

Lo que quiere decir que tenemos aproximadamente un infanticidio cada cinco días, un feminicidio cada tres días, un caso de violencia familiar cada 20 minutos y cuatro violaciones por día. Maravillosas cifras que llevaron a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a la conclusión de que Bolivia es el país que registra los mayores índices de violencia hacia la mujer.

Entre las historias más destacadas de los últimos meses tenemos: un adolescente de 15 años que habría violado y embarazado a su hermana de 13; un hombre de 64 años que presuntamente violó a su nieta de 17; un anciano de 70 años fue acusado de violar durante seis años a una menor de 14; el reconocido humorista Agustín 'Cacho' Mendieta, acusado de agredir sexualmente a una niña de 10 que pasaba clases de teatro en su departamento.

También hay numeritos como estos: en 2016 en La Paz, de 9.991 casos registrados de violencia en general, 9.288 corresponden a violencia contra la mujer (93%). De ese total general “en 2.915 casos el agresor estuvo ebrio, en 5.876 estuvo sobrio, en 1.198 de los casos el agresor tuvo aliento alcohólico y en dos estuvo bajo influencia de sustancias controladas” (Página Siete, 6 de abril de 2017).

Hay más historias, en los últimos años, con personajes que se supone deben proteger: Bernardino Baldiviezo, exdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de La Paz, fue acusado por una policía de acoso sexual. El sargento Armando M.C., de la misma unidad, pero en Yapacaní, fue denunciado por su exesposa a quien golpeó después de que ella demandó el pago de asistencia familiar para sus hijos.

Titulares como estos abundan: “Nueve de cada diez casos de violencia son contra mujeres” (El Día, 10 de septiembre de 2014), “Violencia afecta a siete de cada diez mujeres” (El Día, 23 de marzo de 2015), “Cada mes 12 mujeres van a un refugio por violencia” (El Día, 17 de abril de 2015), “Siete de cada 10 mujeres con pareja sufrieron violencia” (La Razón, 19 de octubre de 2017), “51,9% de mujeres solteras mayores de 15 años han sufrido violencia” (INE, 2018).

Por si todavía no queda claro el punto, hay algunos datos más del Observatorio de la Coordinadora de la Mujer:

  • 109 feminicidios se registraron en 2017.
  • 1 de cada 10 mujeres en Bolivia fue víctima de violencia sexual (2014).
  • 5 de cada 10 mujeres en Bolivia fueron víctimas de violencia psicológica (2014).
  • 13 mujeres son víctimas de diferentes delitos de orden sexual en Bolivia, cada día (2018).
  • 1 de cada 10 mujeres víctimas de violencia en Bolivia recurre a la policía para pedir ayuda. 1 de cada 10 mujeres víctimas de violencia en Bolivia recurre a la defensoría para pedir ayuda. 1 de cada 10 mujeres víctimas de violencia en Bolivia recurre a un familiar para pedir ayuda. (2014)
  • 5 de cada 10 mujeres denuncian que fueron víctimas de violencia en Bolivia (2014).
  • 1 de cada diez víctimas de feminicidio en Bolivia eran menores de 18 años. 4 de cada diez víctimas de feminicidio en Bolivia eran menores de 30 años. (2015)
  • Entre 2013 y 2016 se registraron 300 feminicidios en Bolivia bajo la Ley 348, pero solamente se emitieron 47 sentencias.
  • 3 de cada 10 denuncias en Bolivia tuvieron sentencias según causas ingresadas bajo la Ley 328 entre 2013 y 2016.

 

 

Malena Pichot tiene en Página12 una columna titulada Enojate, hermana. Sin duda es un gran nombre para un espacio feminista. Como parte de nuestra educación 'feminizante' —porque no nacemos mujeres, nos crían mujeres (Simone de Beauvoir)—, está muy bien posicionada esta idea delirante de que enojarse es malo, no es elegante, no es delicado y no está bien; que reclamar, indignarse o pelear es de locas y despechadas y que nosotras tenemos que sonreír todo el tiempo, ser luchadoras silenciosas, positivas y pacíficas. Pero, Its a Trap! Lo cierto es que al ceder caemos en una terrible estrategia de control. Sí, de control. Para que si llegas a ser uno más de los números que se detallaron anteriormente, no denuncies, no hagas escándalo. Pero ninguna lucha se gana lanzando pétalos de rosa. Y esta es la guerra.

Pero, ¿por qué es tan importante que te enojes? Porque eso quiere decir que has tomado conciencia de lo que sucede. Y te vas a indignar.

Así que enojate, hermana; está bien. Lo raro y hasta sospechoso sería que no lo hagas.


SYNTAGMA

Por muchas razones elegimos para este espacio de opinión el nombre de Syntagma, una de las más fuertes es que, recordando la dicotomía de la lingüística y teniendo presente el antinómico de esta noción desde la epistemología, jamás pretenderíamos ser el paradigma.

 

También elegimos este concepto cargado por miles de años de sentidos por su definición básica: Syntagma es el eje de combinación de las palabras y somos precisamente un grupo de personas que conforman una combinación sintagmática de opiniones muy diversas muchas veces armónicas entre sí y muchas otras en franca contradicción. Con esto Syntagma quiere mostrar que la confrontación de ideas puede convivir, que las disputas de pensamiento muestran los mejores caminos posibles.

 

Por último, los miembros de Syntagma (mayormente, pero con excepciones) han optado por el anonimato debido a diversas razones; sin embargo, también se lo hace como homenaje a la tradición de la expresión de la opinión pública desde el inicio de la germinación del país, cuando en Charcas, las polémicas políticas de los escritos anónimos sembraron el terreno que fructificó y hoy es Bolivia.


 

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo