Los derechos en serio
Imagen de Iván Lima M.
Iván Lima M.
06/05/2019 - 15:46

La explicación de Alarcón a Mesa ¿dudas o certezas?

Artículo de opinión con relación a la venta de un inmueble propiedad de Don José de Mesa a la pareja sentimental del excoronel Gonzalo Medina. El pago de los 30.000 $us como precio parcial por el inmueble y la evasión impositiva son el inicio de una serie de preguntas que se formula en la nota. 

A fines de julio de 2010, falleció un boliviano notable Don José de Mesa Figueroa, su aporte al país es de lejos uno de los más importantes. Una de las mejores notas que informa, sobre su fallecimiento, fue redactada por Liliana Carillo en La Razón, al preguntarle a su hijo Carlos Mesa Gisbert, sobre el fallecimiento de su padre este señala:

“Dejó de ser él en realidad hace ya algunos años a causa del Alzheimer. Un hombre que tenía la inteligencia y la cabeza tan clara y tanto conocimiento, que perdiera la memoria realmente ha sido terrible para nosotros”.

Esta enfermedad, el Alzheimer, en su etapa final, estuvo relacionada con una neumonía, que finalmente fue la causa de su muerte; una característica relevante de esta enfermedad es la perdida de la memoria y por consiguiente de la capacidad jurídica para decidir. Entiendo esa la razón para que el abogado Paulino Verastegui, negociara y vendiera un inmueble de su propiedad y su hijo recibiera en su cuenta personal una parte del pago del precio pactado por el inmueble. Es una decisión entre los hijos de la familia y los abogados, en el mejor interés de la persona afectada por la edad y una enfermedad que limitaba su capacidad de decidir.  En general frente a estas situaciones, lo mejor es buscar una declaración Judicial que es la vía que resguarda mejor los derechos de los Adultos Mayores, más si estos se encuentran afectados por una enfermedad que afecta o disminuye su capacidad de obrar. 

Sobre el inmueble del edificio San Pablo

Es bueno revisar la historia del inmueble a fin de despejar todas las dudas que se han presentado sobre el mismo: 

  1. La propietaria original era la Sra. Teofila Figueroa Vda. De Mesa, su hijo, el Sr. José Gerardo De Mesa Figueroa, lo adquiere por sucesión hereditaria, que consta en la Escritura Pública (E.P.) 282/95 de 21 de junio de 1995, otorgada ante el Notario Víctor Murillo y se registra en Derechos Reales bajo la Partida Computarizada 01311071 el 4 de julio de 1995.
  2. La siguiente propietaria es Blanca Grimanesa Hinojosa Imanareco, que adquiera la propiedad por compra venta, la cual consta en la E.P. No. 20/2010 de 4 de mayo de 2010, por un precio de 133.000 Bs. (ciento treinta y tres mil bolivianos 00/100), unos 19.000 $us (diez y nueve mil dólares norteamericanos) aproximadamente. Existe una E.P. No. 34/2010 de 1 de julio de 2010, en la que se aclara la superficie y la ubicación del inmueble. Ambas Escrituras Públicas se registran como Asiento 2 y 3 el 16 de noviembre de 2012. En este caso se pago como Impuesto Municipal a la Transferencias, la suma de 6.017 Bs., suma que corresponde al 3% del Valor Catastral que era de 200.556 Bs. (28.815 $us veintiocho mil ochocientos quince dólares norteamericanos). 
  3. Finalmente, el 20 de agosto de 2015, en aplicación del art. 471 del Código Civil, los apoderados de Blanca Grimanesa Hinojosa Imanareco, venden el departamento a ellos mismos y registran la compra en Derechos Reales el 30 de diciembre de 2015. En este caso la Minuta, señalaba como precio la suma de 420.000 Bs. (cuatrocientos veinte mil Bolivianos)  equivalentes a 60.344 $us (Sesenta mil trecientos cuarenta y cuatro dólares norteamericanos) y se pago como impuesto la suma de 12.600 Bs. (doce mil seiscientos Bolivianos). 

Esa es la historia pública del departamento, de 122 metros cuadrados, ubicado en el Edificio Brasilia, piso 7, departamento 701, al inicio de la Av. 6 de Agosto y Juan José Pérez, en la zona de Sopocachi de la ciudad de La Paz. En ninguno de estos documentos figura el nombre o referencia alguna al ex Cnl. Gonzalo Felipe Medina, es la historia oficial, que figura en los Folios Reales e Impuestos y es la que nos explica parcialmente Paulino Verastegui Palau, abogado del Estudio del Dr. Carlos Alarcón Mondonio.

Las dudas de la transacción

La historia vista desde la perspectiva del abogado Abraham Quiroga es otra, él nos dice que el departamento se vendió en 54.000 $us (cincuenta y cuatro mil Dólares Norteamericanos) y que el mismo fue vendido por los hermanos Medina en 102.000 $us, la historia sería la siguiente:

  1. El 16 de junio de 2009 a las 10:40 a.m. el ex Cnl. Gonzalo Felipe Medina Sánchez, deposita en la cuenta 4010390163 del Banco Mercantil Santa Cruz, cuyo titular es Carlos de Mesa Gisbert, la suma de 30.000 $us (treinta mil dólares norteamericanos). En el formulario de Operaciones Bancarias, Medina señala que es abogado, con domicilio en Av. Los Cusis 2200 y domicilio laboral en Edificio Handal, piso 6, oficina 612-613 y se declara que los fondos son resultado de la venta de ganado.
  2. El 23 de junio de 2009 a las 10:15 a.m. se reconoce las firmas de un Contradocumento de Venta de Propiedad, fechado el 16 de junio de 2009, entre Don José de Mesa Figueroa y el hermano del excoronel Medina, abogado Rubén Fernando Medina Sánchez, el precio pactado es de 55.000 $us. La suma de 30.000 $us (treinta mil dólares norteamericanos 00/100) a la firma del contradocumento y 25.000 $us (veinticinco mil dólares norteamericanos 00/100) a tiempo de que el vendedor entregue el folio real del inmueble.
  3. El 4 de mayo de 2010, se suscribió la E.P. 20/2010, por la cual se formaliza la venta pactada el año 2009, en ella figura como vendedor José de Mesa y como compradora Blanca Grimanesa Hinojosa Imanareco. A los dos meses se firma la E.P. 34/2010 de 1 de julio de 2010, se firma por parte de Blanca Hinojosa y Don José de Mesa, en su texto se declara que la superficie del inmueble es de 122 metros cuadrados y no 120,11 metros cuadrados y la ubicación se cambia “Av. 6 de agosto y Juan José Pérez” por “Av. 6 de agosto y J.J. Pérez”.

Que pasó en este caso: ¿Hay lavado de dinero?

Es evidente que Carlos Mesa Gisbert no pudo haber sabido quien le deposito los 30.000 $us en su cuenta el 16 de junio de 2009, el día que recibio ese deposito, porque su Banco no le informó sobre quien depositó esa suma. Es claro que el expresidente confía en el abogado Carlos Alarcón, y que Paulino Verastegui declara en su hoja de vida que entre 2006 y 2013 trabajo como parte del Estudio Jurídico Alarcón, es en la confianza en el Banco y en el Estudio de Abogados que toma sus decisiones e informa a las autoridades.  

Las dudas que me deja esta operación son reiteradamente consultadas al Abogado Carlos Alarcón, y se refieren a la manera en que asesoraron a la familia Mesa:

  • El inmueble costaba más de 100.000 $us (cien mil dólares norteamericanos). No parece justo, ni ético haberlo vendido en 55.000 $us. Porque al venderlo a un precio menor al comercial, se afecto los derechos de personas de la tercera edad y una de ellas con la grave enfermedad de Alzheimer.
  • Haber recibido 55.000 $us y haber declarado un precio de 19.000 $us y finalmente haber pagado solamente 6.017 Bs. de impuesto a la transferencia, constituye evasión de impuestos. Cuando se dice que los herederos pagaran cualquier diferencia que calcule la Administración Tributaria, se nos esta diciendo, en realidad: "... no creo que el Alcalde Luis Revilla, nos cobre nada de un impuesto que debimos pagar hace 10 años y cuya acción de cobranza esta prescrita" es lo que en verdad se nos dice al alegar que los herederos podrían pagar la diferencia detectada. 
  • Cuando se pregunta porque la demora entre 16 de junio de 2009, fecha en la que Mesa recibe los 30.000 $us y la fecha del documento de venta 4 de mayo de 2010, nos dice que se trata de un problema de superficie y ubicación. Efectivamente, pero no nos dice que se solucionó con una aclaratoria posterior fechada el 1 de julio de 2010. Tampoco nos revela que esta venta se inscribe en Derechos reales el 16 de noviembre de 2012. Entre el acuerdo inicial y la conclusión de la venta, transcurrierón  3 años y 5 meses, un tiempo que parece exagerado. 

En conclusión, existe en este caso un hecho referido a "ocultar la propiedad verdadera de un inmueble”; esta conducta, si esta relacionada con un delito de evasión impositiva, constituye delito de Legitimación de Ganancias Ilícitas. La Autoría en este caso esta dividida y el Ministerio Público es la instancia competente para determinar si existe dolo y en ese caso si existe un delito. La pregunta legal de fondo es si los 55.000 $us pagados como precio, son resultado de la venta de ganado o son resultado de actividades ilícitas. La segunda pregunta es si la decisión de no pagar impuestos estuvo relacionada o fue pactada con los compradores.  

Existen serios indicios de responsabilidad  y sería importante que la Familia Mesa Gisbert pueda consultar con sus abogados, sobre la manera en que recibieron los 25.000 $us que completan el precio total. Es importante conocer porque se vende un inmueble a la mitad del precio comercial y también las razones de la evasión impositiva que sin duda no pudo ser una decisión libre e informada de Don José de Mesa. En los próximos días se tendrá mayores datos  y el Ministerio Público debe procesar el caso en el marco de un debido proceso, reparando la situación que confrontan todas las partes afectadas por esta investigación. 

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo