Justicia Legítima
Iván Lima M.
04/08/2015 - 18:46

Una muestra de una crisis que ya no avergüenza

Si hay algo positivo los últimos años, en Sucre, es la costumbre de presentar rendición pública de cuentas dos veces al año. El plazo y el acto hacen que cada año los Jueces presenten los resultados de su trabajo. En el caso del Tribunal Agroambiental, la situación evidencia un estado calamitoso de gestión que no es visto por sus Magistrados. El titular de un noticia del periódico Correo del Sur llama a una profunda reflexión: "Agroambientales destacan resolución de expedientes” y reseñan las palabras del Magistrado Lucio Fuentes con relación al trabajo de ese Tribunal. 

TEXTO COMPLETO DE LA RENDICION DE CUENTAS: http://www.tribunalagroambiental.bo/index.php/publicaciones/item/26-rendicion-publica-de-cuentas-i-2015

Nos dicen que el Tribunal Agroambiental, el primer semestre del año, resolvió 241 causas. Y los 58 Jueces de todo el país 1.416 causas. Esas cifras hay que desglosarlas y analizar el costo de la Justicia Agroambiental y su trabajo: 

  • El presupuesto 2015 es de 17,9 Millones de Bolivianos, lo que permite afirmar que cada Resolución del Tribunal Agroambiental nos cuesta 37.143 Bs.
  • Si resuelven 241 causas entre 7 Magistrados, resulta que cada día hábil decide cada uno menos de un caso (0,3 casos por día o un caso cada 3 días). A este equipo de 7 hay que sumar a los letrados, abogados asistentes, y personal que les apoya. 
  • La situación de los 58 Jueces Agroambientales en todo el país es aún mas grave, el promedio es que resuelven 2 casos por mes. En el Beni tienen 8 Jueces Agroambientales resuelven menos de un caso por mes.

Un Poder Judicial que exige mas recursos y que se queja por recarga de trabajo, debería estar profundamente avergonzado por estas cifras y no publicarlas con orgullo. Por ello es importante y necesario que los medios de comunicación se propongan niveles de especialización en el tema jurídico. Por otro lado, no quiero entrar en precisiones pero ni siquiera las pocas Resoluciones pueden ser llamadas así. La calidad de las decisiones y los casos que tratan muestran un trabajo rutinario(plantillas les llaman en Sucre) y de poca relevancia. social.  Las preguntas no tienen respuesta de los responsables: 

¿ Por qué la Asamblea Constituyente creó una Justicia especializada en materia Agroambiental ?

¿ Por qué la Asamblea Legislativa no aprueba el Código de Procedimientos Agroambientales? 

¿ Por qué el Tribunal Agroambiental se niega apoyar a los demás Jueces en otras materias? 

¿ Por qué el Consejo de la Magistratura no ajusta el mapa judicial de manera que distribuyamos mejor los recursos humanos? 

La Ministra de Justicia nos diría que la respuesta la tendrá la Cumbre de Justicia. Una Cumbre mayor a la Asamblea Constituyente que es difícil de imaginar. Algo como una Torre (de Babel). En la que analicemos los mil problemas de la justicia y todos aportemos soluciones no es una solución real, por logística y tiempo. La Ministra tuvo la oportunidad de construir un Comité Impulsor de la Cumbre, escuchar a todos los sectores y construir una propuesta plural que recoja inicialmente criterios técnicos. Contrariamente a ello, la Ministra ha excluido al Comité Impulsor y a los Jueces, con ello busca asegurar que el éxito sea una iniciativa política exclusiva de su gestión. El problema es que esta mala distribución de recursos, agobia a la gente mas pobre de nuestro país y desespera la indolencia de nuestra Asamblea Legislativa a solucionar escuchando a los expertos en la materia. 

En mi opinión, la Justicia Agroambiental (los jueces cerca del pueblo) requieren ser autónomos de la justicia ordinaria y estar mejor distribuidos en circuitos. Como hicimos en las épocas del Dr. René Blatmann con la Defensa Publica Rural, jueces de circuito e itinerantes que estén cerca del conflicto, homologando acuerdos y en diálogo permanente con la Justicia Comunitaria. Todas las competencias del Tribunal Agroambiental debe ser asumidas por los Tribunales Departamentales de Justicia quizás en Santa Cruz y Cochabamba en Salas Especializadas. En algunos casos de gravedad institucional el Tribunal Supremo de Justicia podría AVOCAR competencia para crear derecho y  resolver conflictos recurrentes, como hace cualquier Tribunal Supremo y no para negociar linderos de agroindustriales o ayudar al Sindicato de turno. 

En este caso, es indudable que la Asamblea Constituyente y la Asamblea Legislativa le deben una explicación al país por los recursos que se están gastando de forma innecesaria. Concluyo con un tema necesario, el Informe de Rendición de Cuentas señala que este Tribunal ha gastado casi medio millón de dólares en alquileres y plantea que construirán su propia infraestructura por algo mas de 3 millones de dólares. Parece un gasto insulso, si recordamos que el Poder Ejecutivo ha propuesto a Chuquisaca construir una Ciudadela Judicial por algo mas de 50 Millones de Dólares, me pregunto si es bueno centralizar toda la justicia en Sucre. Me respondo que no, los Magistrados deben estar en sus Distritos cerca del pueblo y reunirse algunas veces al año como ocurre en la Corte Interamericana de Derechos Humanos y otros Tribunales de Justicia, de esta forma podrían ceder a la tentación de seguir revisando divorcios, difamaciones y reclamos de Bailarines del Gran Poder (aspecto último que respeto y solo uso de ejemplo). La descolonización pasa por dejar de pensar que el REY y su CORTE Suprema sean la última palabra de la justicia, el camino de la democracia es devolver a cada municipio la última palabra. Ya lo hablaba el Plan Justicia para Todos, la Municipalización de la Justicia. 

No me imagino una Cumbre de Justicia sin los actores de lo positivo de la justicia en los últimos años. Por eso pienso que es importante que la población conozca que a esta Cumbre no estamos invitados los Jueces y que sin los Jueces será difícil encarar una reforma seria como la que nos prometio el Presidente Morales el año 2005 hace ya mas de 10 años.

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo