UNICEF
Redacción Oxígeno
21/02/2017 - 15:26

65.000 niños fueron rescatados de grupos armados en los últimos 10 años

Según Unicef, decenas de miles de niños y niñas menores de 18 años son utilizados en conflictos en todo el mundo.

Niños reclutados en Colombia.

Unicef informó hoy que al menos 65.000 niños fueron rescatados de fuerzas o grupos armados en los últimos 10 años, en ocasión del décimo aniversario de la Conferencia de los Compromisos de París para poner fin al uso de infantes en conflictos. Según Unicef, decenas de miles de niños y niñas menores de 18 años son utilizados en conflictos en todo el mundo.

De estos 65.000, más de 20.000 eran niños de la República Democrática del Congo, casi 9.000 de la República Centroafricana y más de 1.600 del Chad. Desde el 2013, se calcula que 17.000 niños fueron reclutados en Sur Sudán y hasta 10.000 en la República Centroafricana.

En Nigeria y en países vecinos, datos verificados por Naciones Unidas indican que casi 2.000 niños fueron reclutados por el grupo terrorista Boko Haram solo en el 2016. En Yemen, desde la escalada del conflicto en marzo del 2015, la ONU documentó casi 1.500 casos de reclutamiento de niños.

"Hace 10 años el mundo tomó un compromiso para los niños involucrados en guerras y unió este compromiso con la acción, pero miramos el trabajo que resta aun hacer para ayudar a los niños involucrados en las guerras. Hasta que no haya niños involucrados en guerras, no podemos renunciar a luchar por ellos”, declaró el director general de la Unicef, Anthony Lake.

El número de países que aprobaron los "Compromisos de París" se duplicó en 10 años, de los 58 países del 2007 a los actuales 105.

Coronavirus
Añez pide reorganizar lucha contra el coronavirus y montar nuevo hospital en Beni
24/05/2020 - 22:04

El departamento del Beni es uno de los más golpeados por la pandemia. Hasta ayer, ese departamento reportó 1.097 casos confirmados (4 recuperado y 67 decesos).

La presidenta Jeanine Añez pidió el domingo al secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Oscar Urenda; al representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bolivia, Alfonso Tenorio; y los ministros de Gobierno y Defensa, Arturo Murillo y Luis Fernando López, respectivamente, reorganizar la lucha contra el coronavirus en el departamento del Beni.

"Pedí al Dr. Oscar Urenda, al Dr. (Alfonso) Tenorio, de la Organización Mundial de la Salud, al Ministro de Gobierno y al de Defensa, que vayan al Beni para reorganizar nuestra lucha contra el virus", (sic) escribió en su cuenta de Twitter.

El departamento del Beni es uno de los más golpeados por la pandemia. Hasta ayer, ese departamento reportó 1.097 casos confirmados (4 recuperado y 67 decesos).

La Jefa de Estado, en ese sentido,  pidió "montar un nuevo hospital de emergencia con 150 camas" en esa región del oriente del país.

"Vamos a salir adelante", subrayó.

//César Sánchez
Coronavirus
El Gobierno prevé que el pico más alto de contagios de coronavirus se registre entre fin de mayo y junio
24/05/2020 - 22:04

El Gobierno estima que habrá 28 mil casos y se tendría casi 800 fallecidos por esta enfermedad.

El jefe nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, estimó el domingo que el pico más alto de contagios de coronavirus en el país se registre en los últimos días de mayo y en junio.

Las estimaciones internacionales sobre el incremento de contagios señalan "que el pico (más alto) se presentaría entre fines de mayo y hasta mediados de junio y las más cercanas que pudieran ser (en esos días), es la previsión de Singapur. La de la OPS es más todavía, digamos de menos expectativa, y nos da una proyección para más o menos hasta el 30 de junio", informó, según reportó la ABI.

Señaló que en los últimos días se incrementaron los contagios en el país, sobre todo en Beni y Santa Cruz, donde se duplicaron de manera acelerada los pacientes con el virus.

A la fecha, Bolivia registra un total de 5.915 casos positivos y Prieto dijo que hay la probabilidad de que esta cifra se acerque a 10.000 hasta fin de mes.

Explicó que una de las razones del incremento es la vulneración de la cuarentena en algunas regiones y con la flexibilización de la medida existe la probabilidad de que las cifras sigan subiendo.

 Recomendó a la población de las regiones donde flexibilizarán la cuarentena cumplir estrictamente con la medidas de bioseguridad para evitar la propagación del virus, porque el comportamiento de la ciudadanía determinará si suben o bajan las cifras de contagios.

 "Tenemos que descargar en la población, en las organizaciones sociales el cuidado de esta enfermedad. Nosotros estamos reforzando los sistemas de salud en todo lo que se puede, un sistema que hemos heredado", agregó.

Dijo que se pronosticaba el incremento de casos hace meses atrás, sin embargo, lo positivo es que las cifras no se dispararon gracias al sacrificio de un 80% a 85% de la población que cumplió con la cuarentena.

Sobre la proyección de incremento de casos en los siguientes dos meses, Prieto respondió que de aquí en adelante la proyección es que podría llegarse a casi "28 mil casos para el pico" y se tendría casi 800 fallecidos por esta enfermedad.

//César Sánchez
Banco Mundial
El Banco Mundial responde: ¿Cómo mitigar los riesgos de corrupción gubernamental en la lucha contra el coronavirus?
24/05/2020 - 22:04

"¿Se pueden mitigar los riesgos de corrupción sin obstaculizar la respuesta de los Gobiernos a la covid-19?". El Banco Mundial pretende responder a la incógnita con este artículo.

Cuando los Gobiernos responden a la crisis provocada por la covid-19, la necesidad de actuar con rapidez puede conducir a un cortocircuito en los procedimientos normales diseñados para controlar los riesgos de corrupción. Las circunstancias de la pandemia pueden dificultar aún más las tareas de supervisión tradicionales. Además, la naturaleza en sí misma de una respuesta de emergencia puede abrir nuevas vías para cometer actos de corrupción. Lo peor es que la corrupción podría causar sufrimientos innecesarios e, incluso, pérdida de vidas al desviar los escasos recursos destinados a las personas y los lugares que más los necesitan. También podría afianzar los privilegios de las élites, aumentar la desigualdad y socavar la confianza en las instituciones responsables de la rendición de cuentas.

Para ayudar a orientar a los encargados de la formulación de políticas, el equipo especializado en buen gobierno del Banco Mundial preparó una reseña sobre políticas titulada Ensuring Integrity in Governments' Response to covid-19 (Garantizar la integridad en la respuesta de los Gobiernos a la covid-19).

Es probable que las medidas para responder a la pandemia de Covid-19 aumenten los riesgos y los actos de corrupción relacionados con los flujos financieros ilícitos, y pueden, además, promover nuevos peligros.

Cuando los Gobiernos hacen frente a la pandemia, la primera respuesta implica esfuerzos para mitigar los impactos sanitarios. Comprar rápidamente suministros médicos y trasladarlos a los puntos previstos de prestación de servicios, asegurar un rápido despacho aduanero de los medicamentos importados y movilizar trabajadores de la salud adicionales son todas medidas que ofrecen oportunidades para actos de corrupción.

En los países en desarrollos más pobres y en entornos frágiles, los cierres de la economía pueden provocar que algunas personas pierdan sus fuentes de ingresos; también tienen un impacto directo en el suministro y la disponibilidad de alimentos. Las medidas gubernamentales que proporcionan servicios vitales -las transferencias de efectivo a las personas, la compra de alimentos y la distribución de estos a los pobres y el apoyo a entidades del sector privado formales e informales que se encuentran en dificultades- son vulnerables a la corrupción.

La adopción de poderes de excepción para enfrentar la crisis sanitaria y mantener la seguridad pública también causa inquietud. Las estrictas normas que ordenan las cuarentenas, el aislamiento y los toques de queda, y la prohibición de la actividad económica en muchos países, implican la movilización de la policía y otras autoridades para su cumplimiento. En este proceso, se producen oportunidades para los encargados de hacer cumplir la ley de buscar y recibir ingresos. Además, la adopción sin restricciones de poderes de excepción y de tecnologías de vigilancia ponen en riesgo los mecanismos de control y equilibrio institucionales, debilitando la autoridad y la independencia de las instituciones responsables de la rendición de cuentas y reduciendo el espacio ciudadano.

Reconocer los riesgos es el primer paso, y el más fácil. Elaborar enfoques para enfrentar esos riesgos sin obstaculizar la respuesta de los Gobiernos es más difícil, pero es posible.

Dada la naturaleza sin precedentes de la crisis y la necesidad de cooperación entre distintos organismos y niveles gubernamentales, los mecanismos de supervisión se podrían ver comprometidos. Esto se puede resolver especificando en cada ley u orden ejecutiva qué organismos serán responsables de la vigilancia. Del mismo modo, se puede garantizar cierta medida de rendición de cuentas ex post mediante la activación de procesos y protocolos explícitos para documentar los gastos de emergencia, incluidas las transacciones de las compras, la recepción de mercancías y suministros, y el seguimiento de la entrega de suministros que involucran a autoridades centrales y descentralizadas.

No existen excusas para una transparencia débil; de hecho, se necesita más transparencia. Los Gobiernos pueden generar confianza estableciendo normas respecto de cómo y dónde se publica la información sobre los gastos de emergencia, y cumpliendo esas normas sin excepción. Los Gobiernos deberían divulgar todas las donaciones, compras o provisiones de fondos de emergencia superiores a un monto determinado dentro de un número específico de días posteriores a la entrega o la utilización de los fondos. Se necesitan reglas claras acerca de la elegibilidad para mitigar el riesgo de que actos de corrupción desvíen la distribución de la asistencia financiera destinada a ayudar a las empresas y los individuos en dificultades.

Dado que la rapidez conduce a menores protecciones en las etapas iniciales para evitar la corrupción, los mecanismos de seguimiento y retroalimentación deben ser aún más ágiles. Puede ser útil acortar los ciclos de retroalimentación aumentando la frecuencia de las auditorías y de los exámenes de gastos.

Se necesitan mecanismos de reclamación y reparación para garantizar que las comunidades y los beneficiarios del programa sepan qué hacer cuando no reciben los pagos esperados.

Para enfrentar el abuso de los poderes extraordinarios, es importante especificar por adelantado el alcance y la duración de esas facultades.

Con todas estas medidas, se necesita un seguimiento y una comunicación diligentes para garantizar la rendición de cuentas y mantener la confianza. Las disposiciones transitorias, adoptadas en nombre de la rapidez, se deben revertir también a medida que la emergencia desaparece.

También es importante mantener la atención puesta en el programa de lucha contra la corrupción más general. Es probable que las medidas para responder a la pandemia de covid-19 aumenten los riesgos y los actos de corrupción relacionados con los flujos financieros ilícitos , y pueden, además, promover nuevos peligros, impulsados por el robo y la desviación de fondos, tales como el uso de sociedades ficticias y de otras estructuras anónimas registradas en paraísos fiscales para asegurar contratos públicos y préstamos o subsidios, entre otros. Las respuestas normativas para enfrentar estos riesgos, como la transparencia sobre la propiedad efectiva y la aplicación de normas contra el lavado de dinero en el sector financiero, cobran una relevancia aún mayor en el contexto de la Covid-19.

La corrupción no es más que uno de los desafíos que enfrentan los sectores públicos sobrecargados. Los riesgos son enormes, pero no insuperables, si existe la voluntad de mitigarlos.

Mira el informe elaborado por el Banco Mundial haciendo click aquí.

//César Sánchez
Coronavirus
Bolivia supera los 6 mil casos confirmados de coronavirus y llega a los 250 decesos
24/05/2020 - 22:04

El Ministerio de Salud también informó que hay 629 pacientes recuperados de la enfermedad, 20 más de los que habría el sábado.

Bolivia ya superó los 6 mil casos confirmados de coronavirus. Este domingo, el país reportó 348 nuevos casos y el total nacional ya está en 6.263, según datos oficiales del Ministerio de Salud.

En su habitual reporte diario, el Gobierno informó que los nuevos casos se reportaron en seis departamentos: 299 en Santa Cruz, 34 en Cochabamba, 8 en La Paz, 5 en Oruro, 1 en Pando y 1 en Potosí.

Además, durante la jornada del domingo también hubo 10 nuevos decesos: 6 en santa cruz y 4 en Beni, los dos departamentos más golpeados por la enfermedad. Así, las víctimas fatales en el país a causa de la enfermedad llegó a los 250.

Finalmente, el Ministerio de Salud también informó que hay 629 pacientes recuperados de la enfermedad, 20 más de los que habría el sábado.

Así, los 5.915  casos se distribuyen de la siguiente manera, según los datos oficiales del Gobierno:

Santa Cruz: 4.199 casos confirmados (248 recuperados y 123 decesos)

Beni: 1.097 casos confirmados (4 recuperado y 71 decesos)

La Paz: 394 casos confirmados (209 recuperados y 24 decesos)

Cochabamba: 329 casos confirmados (55 recuperados y 13 decesos)

Oruro: 150 casos confirmados (72 recuperados y 13 decesos)

Potosí: 42 casos confirmados (17 recuperados y 1 deceso)

Chuquisaca: 21 casos confirmados (11 recuperados y 2 decesos)

Tarija: 18  casos confirmados (6 recuperados y 2 deceso)

//César Sánchez
Detención
Caso respiradores: Exministro Navajas es enviado a la cárcel con detención preventiva
24/05/2020 - 21:49

También fueron enviados a la cárcel el exdirector de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Geovanni Pacheco; el exdirector jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela; y para el "testigo clave", Fernando Humérez.

El fiscal de materia, Ruddy Terrazas, informó el domingo que el juez determinó detención preventiva en el penal de San Pedro de La Paz para el exministro de Salud, Marcelo Navajas; el exdirector de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM), Geovanni Pacheco; el exdirector jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela; y para el "testigo clave", Fernando Humérez, en el caso que investiga la presunta adquisición irregular de 170 respiradores de procedencia española.

"El juez previa valoración, revisión y fundamentación, después de casi 12 horas de audiencia, ha determinado la detención preventiva para Marcelo Navajas, Geovanni Pacheco, Fernando Valenzuela y Luis Fernando Humerez en el penal de San Pedro, por el tiempo de seis meses para los tres últimos varones y tres meses para Marcelo Navajas", informó el fiscal.

Terrazas agregó que para Ana Mendoza y Gabriela Pérez, imputadas en el caso, se determinó detención domiciliaria "sin salida laboral, también por el tiempo de seis meses".

Los cautelados fueron imputados por un concurso de delitos en el caso que investiga la presunta adquisición con sobreprecio de 170 respiradores de emergencia para atender la pandemia por el coronavirus.

El fiscal explicó que el juez tomó en cuenta varios elementos para determinar la detención de los imputados, entre los que están las cartas que se remitieron por parte del Ministerio de Salud a la AISEM, para solicitar la adjudicación de los respiradores, como la nota en que se solicita alquilar un vuelo chárter para trasladar desde España a Bolivia esos equipos.

En el caso del exministro Navajas, detalló que la declaración del denominado "testigo clave", Luis Fernando Humerez, además de una pericia a su teléfono celular y el móvil del exdirector jurídico del Ministerio de Salud, Fernando Valenzuela, lo mencionan en el proceso de contratación.

"Justamente que él (el exministro) ha autorizado este proceso, ha habido una influencia en el proceso por parte del director jurídico que dependía directamente como enlace del exministro de salud y concretamente la declaración de Luis Fernando Humerez, son los elementos indiciarios que el juez ha tomado en cuenta y valorado para tomar la decisión", complementó.

Precisó que a la fecha el Estado ha cancelado el 50% del costo de los respiradores, que suman cerca de 2.200.000 dólares.

//César Sánchez

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo