Fútbol
César Sánchez
04/12/2019 - 17:25

Rapinoe pide ayuda a Messi y Cristiano para pelear contra el racismo y el sexismo en el fútbol

La ganadora del Balón de Oro pidió “ayuda” de las estrellas masculinas para poder revertir las situaciones de injusticia que se viven a diario en el deporte.

Megan Rapinoe confirmó los pronósticos y se hizo este lunes con el segundo Balón de Oro femenino de la historia, sucediendo a la noruega Ada Hegerberg. La estadounidense se impuso por delante de la británica Lucy Bronze, del Olympique de Lyon, y de su compatriota Alex Morgan, del Orlando Pride.

La carismática jugadora del Seattle Reign labró su victoria en su actuación en el Mundial conquistado por Estados Unidos, en el que lideró al equipo tanto dentro como fuera del campo, donde adquirió notoriedad por expresar con franqueza sus opiniones, a menudo contrarias al presidente de su país, Donald Trump.

En la entrevista que publicó la revista France Football, la mediocampista norteamericana habló sobre su posición como activista y deportista: “Este Balón de Oro me recompensa por ambas partes. Por un lado, soy muy buena futbolista. Por el otro, la gente entiende que actúo para encontrar soluciones a los problemas de nuestra sociedad. La idea es capacitar a otros para que hablen en voz alta”.

En este contexto, pidió a las estrellas masculinas que intervengan en los conflictos que sufren a diario sus colegas de menor renombre y culpó de su silencio a los asesores que los rodean: “Quiero gritar: ‘Cristiano, Messi, Ibrahimovic, ¡ayúdenme!’ Estas grandes estrellas no participan en nada cuando hay tantos problemas en el fútbol masculino. ¿Tienen miedo de perderlo todo? Lo creen, pero no es verdad. ¿Quién sacaría a Cristiano o Messi del mundo del fútbol por una declaración contra el racismo o el sexismo?”.

Además, advirtió que haberse convertido en la mejor futbolista del planeta no la hará cambiar: “Si las cosas necesitan mejorar en nuestro mundo, entonces estaré en la línea del frente”.

Rapinoe no acudió al teatro del Chatelet a recoger en persona su trofeo, pero dejó un mensaje grabado en el que precisamente destacó el apoyo que recibe de los aficionados: “Tanto por hacer lo que hago dentro del terreno de juego como por las cosas que hago fuera de él”.

La estadounidense de 34 años confirmó así el trofeo The Best con el que la FIFA la reconoció en septiembre como mejor futbolista del año, después de haber sido nombrada también mejor jugadora y ser la máxima goleadora del Mundial femenino disputado en Francia.

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo