Redacción Oxígeno
07/09/2015 - 12:54

Portugal: Mi sueño era que Bolivia reprodujera, desde las escuelas, el modelo de España

Emilio García Carrasco, reconocido periodista deportivo de España, entrevistó para el periódico digital Oxigeno.bo a Miguel Angel Portugal, exdirector técnico del Bolívar y quien estuvo a punto de ser el entrenador de la Selección Boliviana de Fútbol. En este diálogo da a conocer el proyecto que presentó a la Federación Boliviana de Fútbol y que le hacía mucha ilusión. El esta seguro de que el proyecto que iba a llevar adelante iba a ser la punta del iceberg para algo muy grande.

Miguel Angel Portugal

Madrid, 07 de septiembre (Emilio García Carrasco en especial para Oxígeno).- Miguel Ángel Portugal (Quintanilla de las Viñas, Burgos - España, 1955) ha estado muy cerca de ser el Director Técnico de la Selección de Bolivia. El acuerdo era total, y sólo faltaban unos billetes de avión para emprender el viaje desde Madrid hasta La Paz, firmar el contrato, y arrancar un sueño para él y, probablemente, también, el comienzo de una nueva época del fútbol boliviano con una estructura ideada por este hombre que ya hizo lo mismo en la estrategia internacional del Real Madrid. Casi nada. 

¿Ha podido seguir el partido de Bolivia frente a Argentina?

MAP. Portugal: Sí, por supuesto, aunque en el horario español (6 horas más), he debido trasnochar, no me lo he perdido. Soy un profesional del fútbol y, además, en este caso, me siento muy unido a Bolivia y su selección y no me lo quería perder por nada del mundo. El resultado no hay sido bueno, y aunque ha habido esfuerzo y coraje por parte de los jugadores, ha quedado claro que hay mucho trabajo por hacer. 

Un trabajo que parecía que estaba destinado a usted, como Director Técnico. 

MAP: Así es, estuve muy cerca de ser Director Técnico de la Federación pero, finalmente, la operación no se pudo cristalizar. La verdad es que me hacía muchísima ilusión abordar una nueva etapa al frente de un fútbol con tanta capacidad de evolución como el boliviano. Yo conozco muy bien la liga de Bolivia, y los futbolistas de ese país que siento casi como mío por lo bien que me ha acogido siempre, desde el primer día que llegué como técnico del Bolívar. 

Era un sueño poder dirigir su selección, pero lo era más por poder crear una estructura para que, de una vez por todas, se pusieran las bases para que desde la escuela hasta el ámbito profesional todo el fútbol de Bolivia tuviera un proyecto común, y se desarrollara como se merece. 

¿Me está diciendo que su labor era mucho más que dirigir a la selección?

MAP: En efecto, mi responsabilidad era la de hacer realidad mi sueño y el del fútbol boliviano: Generar una estructura para canalizar el talento, el esfuerzo, el compromiso y la pasión de todo un país alrededor de este deporte. 

Bolivia necesita, urgentemente, sacar el mayor rendimiento posible de las características de quienes comienzan a jugar al fútbol desde muy pequeños. Nuestro modelo es el que triunfa, por ejemplo, en España, y del que yo ya he sido el encargado de implementar en la estrategia de captación internacional del Real Madrid. 

P: Eso suena a un proyecto a largo plazo que transformaría el actual panorama del fútbol de Bolivia. 

MAP: Claro, ése era el objetivo. Bolivia tiene unas peculiaridades geográficas, biológicas, anímicas, etc… y todo bien encauzado supondría un efecto multiplicador de las posibilidades de generar jugadores de calidad contrastada. Nuestro planteamiento era que la Selección Nacional fuese la punta del iceberg de una gran estrategia desde la escuela, introduciendo la práctica del fútbol desde los más pequeños, para que aprendan a asimilar entrenamientos y a competir… Sí, competir para aprender a competir, y entrenar para asimilar hábitos y elementos que, desde luego, nos darían buenos futbolistas, pero también, claramente, buenas personas con valores, educación física, cultura de convivencia, etc. 

Le escucho, y veo al fútbol en Bolivia como una herramienta transversal que trasciende a lo deportivo. 

MAP: Es que así es en todos los países que son potencia mundial de este deporte. España, Alemania, Inglaterra, Holanda, Francia, etc… son ejemplos de países (más grandes o más pequeños) que hace años abordaron la generación de una estructura de escuelas de fútbol (dentro o paralelos al sistema educativo obligatorio) que provocan un elemento avivador del talento y un efecto multiplicador de buenos hábitos que no sólo sirven para jugar bien al fútbol, sino para ser un mejor ciudadano, en el futuro. Esas potencias futbolísticas deben ser el modelo en el que mirarse Bolivia. Eso sí, siempre, respetando el estilo boliviano. 

¿Se puede desprender de sus palabras que, ahora, se están perdiendo buenos futbolistas en Bolivia? 

Decir eso sería muy atrevido por mi parte pero, sin duda, podríamos sacar muchos más jugadores de talla internacional que ahora. En el recuerdo están jugadores como Etchevery, Erwin Sánchez, etc… y los que están en la Selección en estos momentos, son buenos, algunos de ellos excelentes, pero con el sistema que yo quería implantar, seguro, no se escaparían algunos que por falta de medios o de control o de motivación no están siendo bien tratados en estos años.  Es más, habría un seguimiento desde pequeño, y lo más importante, competirían al máximo nivel desde el primer instante. 

Ha insistido varias veces en el concepto de la competición… ¿Realmente, lo considera tan vital?

MAP: Es básico. El fútbol está compuesto de muchas cosas, y todas, están encaminadas a la competición. Si entrenas bien, te alimentas bien, creces en táctica y estrategia, pero no tienes dónde o con quién competir, te falta lo más importante, y lo que eleva a la máxima categoría todo lo demás. 

Nuestra estructura quería garantizar la máxima competición interna desde muy temprana edad y, también, a nivel internacional. Debemos saber competir, y sabiendo competir, ganaremos. Y cuándo perdamos, analizaremos las causas de la derrota y, también, aprenderemos de ese fracaso para ganar en el futuro. 

P: Sigo dándole vueltas a su comentario sobre las grandes potencias futbolísitcas que deben ser referencia de Bolivia… 

MAP: jajajaja… (se ríe)… Me alegro que le dé vueltas porque eso significa que ha entendido bien cuál era nuestro objetivo. Le pongo un ejemplo muy claro, mire: La España, doble Campeona de Europa, y Campeona del Mundo es el éxito del modelo que yo quería implantar en Bolivia. Alemania, igual. Siempre se habla de la cantera del Barcelona y es lógico con Puyol, Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, etc… pero es que, también, el Real Madrid con Iker Casillas o el Atlético de Madrid con Torres, u otros jugadores menos relevantes, son producto de una estrucutura de escuela de fútbol que crea personas y futbolístas que van compitiendo desde el primer momento al máximo nivel nacional e internacional, según su edad.  

Mi sueño era una Bolivia que reprodujera, desde las escuelas,  el mismo modelo que ha permitido triunfar a España o Alemania, con identidad propia. Era mi sueño, y sigue siéndolo. Es posible si se trabaja con buen criterio y medios. Hay talento y pasión de sobra para hacerlo realidad, y que se pueda hablar de una Bolivia con identidad muy definida y una capacidad de competición, siempre, al máximo requerimiento. 

¿Y esta historia ya es historia?

MAP: Ahora, sí, desde luego. Hay un técnico al frente de la Selección, y hay que respetarle y desearle lo mejor. Yo soy un profesional y en cualquier momento se puede cristalizar alguna de las propuestas que tengo encima de la mesa, pero quiero dejar muy claro que siento a Bolivia como mi casa, y mi puerta siempre está abierta para volver a disfrutar de sus gentes, su geografía, y claro, también, de su fútbol. Y el fútbol da muchas vueltas.

¿Entiendo, entonces, que está a punto de firmar por otra entidad? 

MAP: Mi agente, y yo recibimos constantemente ofrecimientos, pero de esas cosas no se habla hasta que no se han cerrado. Fijése lo que ha ocurrido con la Selección de Bolivia que, incluso, se ha publicado que ya era oficial mi nombramiento, o que me habían destituido antes de debutar, y ni siquiera había firmado el contrato!!! jajajajaja… 

De sus palabras, se desprende ilusión pero, también, un poco de decepción… ¿Tal vez, con alguien?

MAP: No, en absoluto. No estoy decepcionado con nadie, y menos aún con las personas de la Federación Boliviana de Fútbol que me han tratado con la máxima amabilidad y profesionalidad. 

En efecto, esta aventura me hacía muy feliz, y me ilusionaba muchísimo pero no ha podido ser y, desde luego, nunca culparé a nadie de esto, y menos  a quienes se han protado tan bien conmigo.  Estas cosas suceden, y esperemos que la próxima vez, si llega, sea la buena. 

O sea, ¿el sueño sigue intacto?

MAP: No sólo sigue intacto, sino que cada día irá a mejor, y lo desarrollaremos en Bolivia o en dónde nos den la confianza y la oportunidad de ponerlo en marcha. 

Después de un buen rato de conversación, llega el momento de la despedida. Un apretón de manos, un abrazo, y el sonido de un móvil, el de Miguel Ángel Portugal. Al otro lado, su íntimo amigo, Vicente Del Bosque -exitoso seleccionador de España y Campeón de Europa con el Real Madrid-, me hace un gesto, y se aleja sonriendo y hablando con su interlocutor telefónico. Mirándole, en la distancia pienso que el fútbol no se puede permitir el lujo de tener a alguien del talento de Miguel Ángel Portugal sin dirigir… pero el fútbol, a veces, es tan así, que los mejores SON pero no ESTÁN. 

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo