Buscando la Verdad
Gary Rodríguez Álvarez
02/07/2015 - 17:20

Más vale prevenir, que lamentar…

La economía boliviana pisó el acelerador del crecimiento al primer trimestre de este año al alcanzar una expansión de su PIB del 5,15% (…) Según la última actualización del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), publicada en el portal web del Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía boliviana creció 5,15%”, rezaba la nota (La Razón, 23/6/15).

Que la economía crezca no es algo bueno -¡es buenísimo!- pero ¿refleja ese indicador la situación general del país? Encandilarse con la macroeconomía no es aconsejable y tampoco hacerse a la idea de que el auge con el que el país creció tanto, volverá pronto. Es mejor ser prudente, tomar conciencia de la calidad de tal crecimiento, su sostenibilidad y los enormes desafíos que tiene el país a futuro.

El escenario internacional, con un negativo efecto-precio para las materias primas, lleva a las exportaciones de Bolivia a registrar una caída tal, como nunca antes en la historia. La reprimarización económica, como diría la CEPAL, la tornó tan dependiente de los recursos naturales extractivos y renovables que vende -por ejemplo, hidrocarburos y minerales- que hace bajar sus ingresos.

La caída de precios del arroz, trigo, maíz, azúcar, etc., supone una situación tan delicada ya, que el riesgo es que se produzca menos, especialmente si no se deja exportar los excedentes y si la importación formal e ilegal sigue subiendo por la depreciación de las monedas en derredor, arruinando a nuestros productores.

Digo esto además, preocupado por lo que el afamado Economista, ex Presidente del BCB y Profesor Emérito de la UMSA, Armando Méndez, expresa respecto a la subida del PIB: “Es una forma parcial de ver el fenómeno. El mismo IGAE indica que el acumulado a marzo es de un crecimiento de sólo el 4,6% cuando para similar periodo del año pasado fue de 5,7%. Es cierto que, a doce meses, el primer cálculo sobre el comportamiento de la economía boliviana da un crecimiento del 5,15% que es menor con el que cerró el año 2014, que fue del 5,4%. La tendencia es a disminuir el crecimiento. Esto se confirma cuando se compara el 5,15% con el que se tuvo a marzo del año anterior, que fue del 6,6%. Los próximos meses, en tendencia irá bajando esta tasa, y no creo que cierre el año con una tasa mayor al 4,5%”.

Si no se lee bien esto, en breve podríamos tener un escenario tan difícil de manejar, que hasta podría opacar un nuevo éxito macroeconómico, indolente de la angustia que en lo “micro” varios sectores productivos sufren ya...

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

Fuente: “El Deber”

Santa Cruz, 1 de julio de 2015

 

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo