Buscando la Verdad
Imagen de Gary Rodríguez Álvarez
Gary Rodríguez Álvarez
12/08/2015 - 10:13

Enrique Iglesias: Se terminó la fiesta

No es el título de una canción, ni fue el hijo de Julio Iglesias quien lo dijo. La frase corresponde al ex Presidente del BID y la CEPAL, Enrique Iglesias, respecto al sombrío panorama que se presenta para Latinoamérica ante el fin del boom de altos precios para las materias primas, la ralentización de China, la suba de tasas de interés en EEUU y la depreciación de monedas locales (EFE, 7/AGO/15).

La CEPAL y el FMI revisaron a la baja el crecimiento del PIB boliviano para el 2015 -al 4,3% y 4,5% respectivamente, mientras el gobierno la bajó del 5,9% al 5% y si bien Bolivia crece sin mucho esfuerzo -nadie niega eso y qué bueno que así sea- viendo lo que pasa en el mundo y el entorno, no estaría demás tomar recaudos para afrontar el segundo semestre y de ahí en más, dado el incierto escenario económico que se avizora.

Y es que -lamentablemente- todo parece indicar que las inquietantes advertencias de reconocidos economistas, analistas, especialistas y prestigiosos opinadores sobre el desempeño de la economía nacional para el 2015, se quedaron cortas.

Cuando el ex Ministro de Hidrocarburos, Mauricio Medinaceli Monrroy, predijo el pasado año que la caída de las recaudaciones por hidrocarburos en el 2015 rondaría los 1.300 millones de dólares, a más de uno se le erizó la piel, a mí entre ellos.

Cuando el electo Presidente del IBCE, Antonio Rocha Gallardo, quiso anunciar en su discurso de posesión que la caída de las exportaciones globales sería de 2.500 millones de dólares, le pedí ser cauteloso y se dijo entonces que bajarían más de 2.000 millones.

El Presidente del Estado, Evo Morales, ha reconocido este 6 de Agosto que la caída podría ser de hasta 2.500 millones. Es triste decirlo pero, todo apunta a que será muchísimo más pues a junio -sin reexportaciones- han caído ya más de 2.000 millones de dólares.

¿Qué dicen ahora quienes porfiadamente insistían que al país no le pasaría nada?

Que Bolivia tiene un gran colchón en sus Reservas Internacionales y que puede darse un mayor gasto e inversión pública para dinamizar la demanda interna, es verdad, y que se lo podría hacer con más endeudamiento del Estado para que la economía crezca este año un 4,6% ó más para pagar el segundo aguinaldo, también, pero…¿debería ser esa la gran discusión?

Si “se terminó la fiesta”, ¿por qué no pensar más bien en cómo cambiar el perfil primario-exportador del país? ¿Y, si la baja del petróleo se torna estructural, en cómo capear la baja de 3.000 millones de dólares/año por exportación?

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

Fuente: “El Deber”

La Paz, 12 de agosto de 2015

Publicidad

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo