Buscando la verdad
Gary Rodríguez Álvarez
29/07/2015 - 09:39

¡Me manda a freír monos!

Decía el sabio Salomón que lo más importante de algo -una empresa, un matrimonio- no es cómo comienza sino cómo terminará. Muchas cosas comienzan bien -hasta con fiesta- pero no siempre acaban igual.

Llevo 24 años casado con mi amada Jannet y debo confesar que nuestra relación no ha sido un cuento de hadas -es más- de no haber mediado Dios, seríamos parte del 72% de matrimonios divorciados en Bolivia, pero -Dios mediante- el 2016…¡Bodas de Plata!

De forma coincidente, el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) fundado en 1991 con la meta de que para 1994 el comercio entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay estuviera libre de aranceles y que hubiera libre circulación de factores productivos y servicios, celebrará también sus Bodas de Plata el 2016 con gran pompa seguramente.

Conociendo a los actores anticipé que esto no pasaría y el tiempo me dio la razón. Es triste decirlo pero luego de seguir, vivir y sufrir por más de 20 años la famosa “integración latinoamericana”, llegué al convencimiento de que ésta no pasa del discurso, la foto y la política.

Pero Bolivia -siguiendo los pasos de Venezuela- pone en vilo a la COMUNIDAD ANDINA y opta por una nueva aventura integracionista con un bloque que hacia afuera se vende bien -pero por dentro no lo está- como muestran las estadísticas y el aislacionismo adquirido, mientras otros optan por una integración, incluso transatlántica, bajo la tónica del regionalismo abierto.

¿Cuán útil es MERCOSUR para una pequeña economía como la nuestra frente a la alternativa de países desarrollados con vastos mercados complementarios, alta capacidad de inversión y tecnología de punta? ¿Qué ganará como miembro pleno de dicho bloque? Si es para negociar un Acuerdo de Libre Comercio con el pueblo de Dios -Israel- el único extrarregional con el que MERCOSUR lo hizo, y restablecer las relaciones rotas por Bolivia el 2012…¡ok!  Pero, ¿sabía Ud. que MERCOSUR luego de 15 años no termina de negociar con la Unión Europea, mientras los centroamericanos, México, Chile, Perú, Colombia y Ecuador lo hicieron en poco tiempo?

Dice la prensa que en la 48va. Cumbre del MERCOSUR el bloque decidió por enésima vez “estudiar en los próximos 6 meses” cómo eliminar las trabas comerciales que tienen entre sí…¡después de 24 años! ¿Se imaginan si a estas alturas le dijera yo a mi esposa que me dé seis meses para resolver nuestros problemas? ¡Me manda a freír monos! Pero los del MERCOSUR tienen paciencia -mucha paciencia- lo cual afecta ya, y afectará aún más a Bolivia.

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional

Fuente: “El Deber”

 

Santa Cruz, 29 de julio de 2015

Publicidad

El Periódico Digital OXIGENO.BO, es desarrollado y administrado por Gen Film & Crossmedia Ltda. Teléfono: 591-2-2445455. Correo: info@gen.com.bo